Encuentra tu gente. Construye tu tribu.

Transcripción

No transcript...

¿Te has sentido atacado o aturdido alguna vez por algún titular?

En el juego de la atención hay un truco muy básico que es lanzar una idea que va contra lo que está de moda o es tendencia:

  • Por qué el ayuno intermitente te hará engordar.

  • Los audiolibros son terribles para tu cerebro.

  • Estar pasado de peso no es tan malo como nos cuentan.

La mayoría de estos ganchos tiran una afirmación que nos descoloca y nos incita a seguir consumiendo el contenido.

Lo que ocurre habitualmente es que los textos que acompañan a dichos titulares aterrizan en una información más suave de lo que se expone o incluso totalmente contraria, llevando la conversación al opuesto del titular y dando la razón a lo que tú tenías en mente.

PERO

Hoy no venimos a hablar de esto.

Hoy venimos a hablar de polarización y de tribus.

Porque hay creadores que realmente enfrentan corrientes de opinión y generan su comunidad en torno a ello.

Si quieres el vídeo de esa publicación, pídemelo y te lo paso.

Lo que quiero que veas es cómo esa publicación, con una carga de controversia tan fuerte, le ha dado alas a las reproducciones y se va ya por encima del millón y medio.

El creador está generando una comunidad alineada con sus ideas y aquí comienzan Los juegos tribales.

Ya os podéis imaginar la zona de comentarios en dicha publicación, un clamor en ambas direcciones.

En un momento donde el físico de las personas y la salud están completamente en la boca del resto, hay quien se sale del tiesto para dar una opinión que no resuena con la mentalidad healthy que marca la agenda.

Siempre hay alguien que se verá representado y prestará su apoyo a esta causa.

Y aumenta la polarización.

Si te pones a buscar, vas a encontrar que Twitter está plagado de publicaciones generando controversia para todos los temas más tuiteables:

  • Emprendimiento

  • Finanzas

  • Salud

  • Entrenamiento

  • Productividad

  • Marketing

En todos y cada uno de ellos encontrarás creadores que detectan una corriente, se posicionan en contra y levantan una bandera para empezar a generar su pequeña/gran tribu.

¿Mi movimiento?

Bien, vamos a ello.

Antes de contarte en qué corriente me posiciono y cómo quiero atraer mi propia comunidad, voy a explicarte cómo lo hace Justin Welsh.

Por si no lo conoces, Justin es uno de los creadores más prolíficos tanto en X como en LinkedIn.

Maneja tendencias y corrientes de un modo excepcional y su capacidad de explicar conceptos complejos de forma sencilla es admirable.

Su core de publicaciones son sobre emprendimiento, principalmente negocios unipersonales basados en la creación de contenido e infoproductos.

Solopreneur es su movida y va con todo.

Crea tu movimiento

Según Justin, para crear tu propio movimiento solo necesitas 3 cosas:

  • Detectar un problema o sensación de tu público/clientes.

  • Darles un enemigo contra el que luchar.

  • Mostrarles cómo, juntos, podéis derrotarlo.

Y todos vamos ya en el mismo barco.

La polarización es una de las estrategias que más se usa para señalar al enemigo contra el que luchar.

Una fórmula que se lleva usando toda la vida y en prácticamente cualquier ámbito.

No inventamos nada, ni yo ni Justin.

Mi tribu

Aplicando la misma estrategia que comenta Justin, he analizado el público al que me gustaría dirigirme y revisado algunos de los problemas o sensaciones que creo que estamos sufriendo (yo también me incluyo y esto da para otra entrega, que no se me olvide) creo que tenemos un enemigo común.

Lo primero, me dirijo a emprendedores digitales, tanto creadores de contenido como cualquier persona que lleve a cabo un proyecto online.

El problema

¿No tienes la sensación de que los mensajes anglo nos llegan con un poco de fricción (y de humo)?

Hay cosas que no encajan.

  • Proyectos digitales que se venden por DM en Instagram.

  • Precios de cuatro cifras por trabajos que aquí no son ni rentables.

  • Ventas de ideas que prácticamente están sin desarrollar.

El público hispano somos muy diferentes.

  • Ni sus estrategias sirven aquí.

  • Ni los precios son acordes a nuestro público.

  • Ni el mercado al que nos dirigimos es el mismo.

Creo que toca levantar la bandera de la comunidad hispana y ponernos a crear nuestras propias dinámicas, acordes con nuestra cultura y forma de hacer.

El enemigo

Prácticamente lo tenemos visto.

Si huele a americano y viene con capturas de cobros en Stripe o Paypal, es mi enemigo.

Porque la realidad que vivimos no es esa.

Y tenemos que despertar.

Juntos podemos

Que las estrategias de importación no sean factibles no significa que no se puedan tener proyectos de éxito en el sector hispano.

Vamos a crear algo nuestro y dejar de replicar mecánicas que no resuenan ni con nosotros ni con nuestro público.


Esta es mi lucha y ahora puede ser también la tuya.

Dime si resuena.

0 Comentarios
Fail Again
FAIL AGAIN PODCAST
Crear, fallar y volver a intentarlo.