2

estrategia de 3 minutos para ser más feliz

(funciona con todo el mundo)
2
Transcripción

No transcript...

Este es uno de los hackeos más grandes que me aplico al cerebro para vivir el día a día con un extra de motivación.

Hoy puedes salir de esta newsletter más feliz.

Alberto es mi socio en TheCookies.

Es una persona que cuando está feliz se le nota en los ojos.

Hay 3 cosas que le hacen muy feliz:

  • Su Familia.

  • La programación (los puzzles que dice él).

  • La escalada.

Un loco de la escalada.

En roca, claro.

Por las noches, cuando sus hijos le dejan dormir, repasa mentalmente las vías que ha intentado subir y no ha podido, recordando cada mano y cada punto de apoyo erróneo y buscando nuevas formas de “conquistar” esa pared que se le resiste.

Alberto es un loco de la escalada, pero un loco feliz.

Lo malo de la escalada es que no es un deporte que puedas practicar en el parque debajo de tu casa.

Necesitas planificación, buen tiempo y compañeros que te sigan el ritmo.

Cuando eres emprendedor, tienes dos hijos y mil proyectos entre manos, las salidas a escalar se complican y a penas puede ir una o dos veces al trimestre.

Eso sí, esas fechas están planificadas y marcadas en el calendario con fosforito.

Y eso ya es suficiente para ser un poco más feliz en el día a día.

Hasta que llega la fecha…

  • Alberto escuchará pódcast sobre escalada.

  • Irá al rocódromo para no perder fuelle y sacarse el gusanillo.

  • Revisará el material para que esté en condiciones.

  • Practicará nudos de seguridad y se los enseñará a sus hijos.

  • Seguirá repasando paredes imaginarias en su mente por las noches.

Está claro.

Hay cosas que nos hacen felices cuando las hacemos, pero también cuando pensamos en hacerlas.

¿Qué te hace feliz y disfrutas haciéndolo?

¿Qué es para ti un premio?

Tiene que ser algo que no puedas hacer cada día, por ejemplo:

  • Quedar con esa amiga con la que puedes hablar durante horas, pero vive a 300km.

  • Ir a un festival de música Indie.

  • Visitar un nuevo país.

  • Ir a ese restaurante que tiene dos meses de lista de espera.

  • Hacerte una ruta con tu crew de moteros.

Si lo tienes localizado, te recomiendo lo siguiente:

Pilla un calendario que tengas a mano y programa la próxima vez que va a ocurrir.

Pon el día y mueve los hilos para que suceda.

Desde el momento en el que lo tienes cerrado, tu felicidad aumenta.

Mañana seguirá ese plus, y cada día que te acuerdes de que eso está en el horizonte, te saldrá una sonrisa.

Fácil y efectivo.

Yo mismo soy más feliz ahora que hace 2 semanas.

En julio me voy a un festival de música electrónica en Turín.

Me pone muy feliz pensarlo, de verdad.

Tienes que probarlo.


Es todo por ahora :)

Si te gustan estas reflexiones, estoy trabajando en un formato vídeo para ellas y puedes ver ya algunas subidas a YouTube.

Te dejo aquí el canal →

Ver canal

PD: Sé que tenemos pendiente un tema importante, estoy en ello.

2 Comentarios
Fail Again
FAIL AGAIN PODCAST
Crear, fallar y volver a intentarlo.